El «pastor alemán» y los «filtros culturales»…

Cover - La Comunicacion Intercultural klein«Un alemán y un peruano tenían una conversación en una ciudad en la sierra del Perú. Durante la conversación, el alemán comenzó a contarle del “pastor alemán” de su iglesia. Había una conversación muy animada y el peruano contestó que también tiene un “pastor alemán”. Cuanto más detalles el peruano contaba de su “pastor alemán”, más sorprendido quedaba el alemán. Cuando el peruano mencionó que su “pastor alemán” se había caído del techo de la casa y se había quebrado sus “patas”, la confusión fue total. El alemán todavía no sabía que “pastor alemán” es el término en español para un perro de cierta raza; él solo pensaba en el pastor de su iglesia en Alemania…

Situaciones como esta causan una serie de emociones: asombro, confusión, incertidumbre etc. Algunos malentendidos se pueden aclarar, y estos van a causar risa al final. Pero también hay encuentros que quedan sin aclaraciones, dejando una sensación embarazosa y desagradable. Se sabe, que algo ha andado mal, pero no se sabe qué ha sido y porqué ha sucedido así.

El trasfondo cultural de los interlocutores, ilustrado por medio de “filtros culturales”, puede tener el efecto de una barrera que dificulta la comunicación. Cuanto más diferencias culturales hay entre los interlocutores, más alta es la barrera que se tiene que sobrepasar. Cuanto más diferencias culturales hay en la manera de pensar, más malentendidos pueden suceder. Por eso, la comunicación intercultural solamente puede funcionar bien, si llegamos a conocer la cultura del otro. Por lo tanto vamos a tratar a fondo en los siguientes capítulos el tema de la cultura – y como la cultura influye en el proceso de la comunicación.» Jürgen H. Schmidt: La Comunicación Intercultural, pág. 27s.

Anuncios