El uso del tiempo y la cortesía

Cover - La Comunicacion Intercultural klein«La descripción de las propiedades más importantes de las culturas con orientación al tiempo y con orientación a acontecimientos ha dejado en claro, que el encuentro de estos dos valores implica un considerable potencial de conflicto. Además he procurado dar énfasis en algo más, que está en el peligro de perderse frente a las grandes diferencias: ¡En ambos casos, actuar con cortesía juega un papel importante! Pero, la sensación de lo que es cortesía, se basa en prioridades diferentes. La consecuencia es por tanto, que puede ocurrir una interpretación errónea de la conducta de la otra persona en el encuentro intercultural.

  • En las culturas con orientación al tiempo, la persona, con la cual se tiene una cita, tiene preferencia. Sería descortés dejarla esperar. Si se está conversando con alguien, el interlocutor comprende que se tiene que terminar la conversación en curso para poder llegar a tiempo a la cita.
  • En las culturas con orientación a los acontecimientos, la persona, con la cual se está conversando, tiene prioridad. Sería descortés cortar la conversación. Si se llega tarde a una cita, se puede contar con la comprensión del otro, porque se estaba conversando todavía con alguien.»

Jürgen H. Schmidt: La Comunicación Intercultural, pág 48s.

Anuncios

Integración

Cover - La Comunicacion Intercultural klein«… si uno está viviendo por una temporada más larga en el extranjero, también es necesario conocer la cultura del país anfitrión e integrarse de cierta manera. Esto se logra aprendiendo el idioma, porque es el fundamento, para tener un buen acceso a la cultura. También incluye adaptarse a los hábitos del país, cultivar amistades con los lugareños, y evitar todo lo que ofende innecesariamente a la gente. Pero la integración no significa dejar por completo su propia identidad cultural, eso sería asimilación. La integración ocurre al adaptarse conscientemente al nuevo ambiente de vida, y al cultivar relaciones positivas con los miembros del país anfitrión, aunque se tiene y mantiene otra identidad cultural. Pero lo que sí ocurre, es que la propia identidad cultural es modificada y enriquecida por el contacto con la otra cultura.» Jürgen H. Schmidt: La Comunicación Intercultural, pág. 104s