Índice / Contenido

Índice

Prefacio de la edición en español (por René Mansilla)

Prefacio del autor

1. Introducción: La comunicación dentro y fuera de la cultura propia
1.1. El modelo del emisor y del receptor
1.2. El mensaje y maneras diferentes de interpretación
1.3. El desafío de la comunicación intercultural

2. ¿Qué es cultura?

3. Cultura y valores
3.1. El uso del tiempo
3.2. Manejo de las diferencias entre las personas
3.3. La relación entre el individuo y el grupo
3.4. Manejo del éxito, el fracaso y conducta errónea
3.5. La importancia de lograr los objetivos
3.6. Enfrentando posibles crisis
3.7. Diferencias en la forma de pensar
3.8. El uso del espacio

4. Otros factores importantes
4.1. La cultura y el idioma
4.2. La comunicación directa e indirecta
4.3. La comunicación no verbal

5. Estrategias para aprender y/o mejorar la comunicación intercultural
5.1. La actitud correcta
5.2. Desarrollar competencia intercultural
5.3. Tratar con dificultades

Bibliografía

Fragmentos del libro

Prefacio de la edición en español (por René Mansilla) (Fragmento)

Cuando llegué a Alemania, mi mayor reto sin lugar a dudas, era aprender el idioma. Si quería alcanzar mis metas en el país, debía entender lo que la gente decía y ellos a su vez debían entenderme.
Con el paso del tiempo y las experiencias propias y la de otros, entendí que el idioma es la llave que abre la puerta para ingresar al país y para integrarse a la sociedad.
En el transcurso del tiempo comprendí también, que si bien el dominio del idioma es fundamental, no era suficiente para “comprender” a los alemanes y sentirme plenamente a gusto en la nueva cultura.
Habían tantas cosas que no comprendía del actuar de la gente, y ya no se trataba de entender su idioma sino también el pensamiento de la gente, sus valores y sus tradiciones. En otras palabras, debía aprender a entender su cultura.

Antes de venir a Alemania participé en muchos congresos misioneros en mi país y también en el extranjero, y además, el tema de las culturas foráneas siempre fueron de mi interés, aún así, nunca escuché hablar acerca de la “comunicación intercultural”. Fue en el marco de mis estudios teológicos donde comencé a conocer y comprender la importancia de esta materia.
Comprendí que la comunicación intercultural no es sólo hablar un idioma extranjero, es mucho más que esto. Y de esto precisamente trata este libro.

Cuando uno vive en una cultura tan distinta a la propia, es inevitable hacer comparaciones, lo cual puede ser positivo, pero a la vez puede ser perjudicial.
Lo positivo se da cuando esto me lleva a analizar las diferencias entre las culturas (La propia y la extranjera). En mi caso me llevó primeramente a analizar mi propia cultura, la chilena. Nunca antes había meditado al respecto. ¿Por qué pienso así respecto a ciertos valores? En comparación a los alemanes ¿por qué soy así o pienso de esta manera y no como ellos? Así me di cuenta que mi conducta y forma de pensar es común en mi país, “los chilenos somos así”. Tenemos una historia en común que es distinta incluso a la de nuestros países vecinos de habla hispana.
Esto ha sido enriquecedor para mi vida y me ha ayudado también a comprender y analizar mejor la cultura alemana. A medida que más tiempo paso con los alemanes, conozco más acerca de su cultura y puedo -si bien no aceptar todo los aspectos de su cultura- entenderles mejor, el porqué piensan así, o porqué valoran estos aspectos de la vida más que otros.
El problema puede surgir -cosa que he visto en muchas personas extranjeras viviendo en Alemania- cuando al comparar ambas culturas (la propia y la extranjera) se considera como correcta y absoluta la conducta y manera de pensar de la propia cultura. Esto les impulsa a rechazar los aspectos divergentes de la cultura del país anfitrión y querer cambiarlos.
Esto por supuesto, puede ser muy frustrante. Algunos incluso hasta pueden deprimirse y amargarse, actitud que les impide no solo integrarse a la sociedad, ya que por lo general se aislan y se refugian en la comunicación diaria con sus amigos y familiares en sus países de origen (Facebook, teléfono, etc.), sino que hacen de su tiempo de residencia en el país foráneo, un sufrimiento constante, que les puede traer incluso diversos problemas, como pueden ser del tipo familiar (por ejemplo en el matrimonio y más si este es bicultural), laboral (no llevan una buena relación con los colegas debido a las diferencias culturales) e incluso de salud (deprimirse y vivir con un espíritu negativo y amargado).
En mi labor como pastor de dos iglesias hispanas en Alemania, he visto esta realidad a menudo. Por eso cuando conocí a Jürgen Schmidt y me comentó de su disponibilidad de ofrecernos un seminario de comunicación intercultural en nuestras iglesias (seminarios para la rama hispana y alemana en conjunto), lo invitamos enseguida, ya que para nosotros era una necesidad de primera línea, puesto que la mayoría de nuestros matrimonios son biculturales (latino-alemán), y además nuestras propias iglesias alemanas tienden a desarrollarse cada vez más en el área internacional.
Adquirir competencia en la comunicación intercultural, no sólo es importante en países con idiomas diferentes, sino que incluso en los que tienen el mismo idioma.

[…]

En este libro Jürgen trata las implicancias de la comunicación intercultural, qué cosas hay que tener en cuenta al enfrentar una cultura extranjera y sobretodo ayudas prácticas para el desarrollo de esta competencia.
Pienso que este libro viene a contribuir a un vacío que existe acerca de este tema en el mundo hispano hablante.
Si bien Jürgen ha escrito este libro originalmente en alemán y esta es la traducción al español, sus experiencias se han dado en buena parte en nuestro mundo hispano parlante. Además los que le conocemos podemos afirmar que Jürgen tiene un corazón peruano.

Hubiese deseado haber tenido este libro antes de llegar a Alemania, me hubiese ahorrado varios conflictos y malos ratos. Por eso estoy convencido de que será de gran ayuda para todos aquellos que se están preparando para vivir (trabajar o servir) por un tiempo en el extranjero, o también para aquellos que desean trabajar en su propio país con extranjeros (nuestro mundo se vuelve cada vez más global) y por supuesto para las parejas biculturales que enfrentan aún más íntimamente el desafío de la comunicación intercultural.

Por mi parte, sé que será una herramienta para ayudar a nuestros hispanos (latinos y españoles) que llegan por diversas razones a Alemania y se enfrentarán al desafío de vivir en una cultura muy distinta a la propia, pero que quieren integrarse y sacarle el mayor provecho posible a la posibilidad de vivir en otro país.

Prefacio del autor (Fragmento)

Este libro trata sobre los principios básicos de la comunicación intercultural. Hasta no hace mucho tiempo, ésta era considerada un tema especial del que se ocupaban solamente profesionales internacionales. Mientras tanto, la comunicación intercultural ocurre en muchos encuentros cotidianos dentro de Alemania (la patria del autor). Durante las décadas pasadas, gente de distintas nacionalidades y culturas llegaron a nuestro país. Vinieron por motivos distintos como el estudio, el trabajo, la huida o la expulsión de su patria, la reagrupación familiar o para casarse, etc. Por otra parte hay muchos niños de padres inmigrantes que nacen y crecen en nuestro país. De esta manera experimentan desde su nacimiento el impacto de dos culturas: tanto de la cultura original de sus padres como de la cultura alemana. El porcentaje de gente con trasfondo migratorio en nuestra sociedad seguirá aumentando, tanto a través de la inmigración, así como por una tasa de natalidad más alta que se da entre los inmigrantes en comparación a los padres alemanes sin trasfondo migratorio. Mientras tanto es normal en Alemania, escuchar en zonas peatonales a personas conversando en idiomas extranjeros – y eso aún en ciudades pequeñas. Si alguien, que vive en una zona rural, y se va a una gran ciudad, tendrá la impresión de escuchar más conversaciones en otros idiomas que en alemán.
A causa del desarrollo social que acabo de describir, en Alemania diariamente hay incontables encuentros entre personas con distintos trasfondos culturales. Eso significa que se da lo que llamamos la “comunicación intercultural”. Sucede en tiendas, en el puesto de trabajo, en la escuela, en el club, etc. Según el grado del dominio del idioma del país de la otra persona, uno ni se da cuenta de que personas con distintos trasfondos culturales se están comunicando entre si.
A causa de la globalización, se da a la vez otra tendencia más: Cada vez más alemanes tienen contactos (privados o a causa del trabajo) con el extranjero, sea por viajes de negocio o de vacaciones, sea por emigrar o por ser enviado temporalmente al extranjero, sea por el intercambio estudiantil o el estudio en el extranjero, sea por tener pareja o casarse, etc. En estos casos, uno normalmente está más consciente que ocurre una comunicación intercultural, porque uno mismo está cruzando las fronteras entre países y entrando en otro ambiente cultural.
Es muy probable que la migración y la globalización continuarán en los próximos años. Esto implica, que cada vez es más importante adquirir para el encuentro y el trato con gentes de otras culturas las capacidades necesarias para comunicarse. En este contexto se suele hablar del “desarrollo de competencia intercultural”. Es muy importante comprender, que desarrollar competencia intercultural es un proceso que dura toda la vida. El desafío personal para cada uno es, mantener la disposición de aprender y de ser flexible. Además es importante recordarse de vez en cuando, que todos los conocimientos que uno ha adquirido en el transcurso del tiempo, son solamente partes. La vida humana es sumamente compleja. No somos capaces de captar la diversidad individual y cultural en su totalidad. A pesar de eso vamos a encontrar en el transcurso de este proceso de aprendizaje, que durará toda la vida, de vez en cuando piezas, como de un rompecabezas, que cuadran. Con el tiempo, estas piezas formarán un cuadro más grande que tiene sentido.

Permítame hablar brevemente sobre mi vínculo personal con el tema de este libro. […]

Mi objetivo al escribir este libro es poner fundamentos para mejorar la comunicación intercultural, enseñando los principios básicos más importantes. No es mi objetivo tratar el tema de una manera académicamente amplia y completa. Mi trasfondo es la práctica, y por eso también enfoco más la práctica. El grupo de lectores que tengo en mente, son todos aquellos interesados en el tema. Es mi objetivo, entregar a todos, los que enfrentan el desafío de la comunicación intercultural, una introducción al tema y una ayuda de entenderlo mejor. Voy a tratar ciertos aspectos, que pueden ayudarle en el desarrollo de su competencia intercultural (son aspectos que me ayudaron personalmente), y que le dan una perspectiva más amplia a la temática. Usted va a encontrar una serie de preguntas en este libro con el objetivo de ayudarle a reflexionar tanto de su propio trasfondo cultural como de sus experiencias.

 

 

Anuncios

:-)

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s